Un cofre lleno de tesoros

Publicado el 30 May 2020

Hace tiempo me contaron que todos tenemos un cofre lleno de tesoros, lleno de riquezas: monedas de oro, plata o cobre, diamantes, zafiros y rubíes. También alguna moneda menos valiosa o una piedra semipreciosa: una aguamarina, ámbar, lapislázuli…Incluso también poseemos algún canto rodado, alguna moneda falta de valor pero que forma parte de ese cofre.

Con él nacemos, con él vivimos, con él crecemos, maduramos y nos desarrollamos. Nos viene dado, no lo elegimos, pero si podemos ir guardando aquellos dones, aprendizajes, momentos, encuentros y personas que nos vamos encontrando en este tránsito que es la vida

Y tú, ¿conoces tus tesoros?, ¿Sabes que hay en tu cofre interior?

¿Qué puedes hacer?

Lo primero mirarlo, buscarlo, identificar cómo es, dónde está, después aceptarlo, limpiarlo, claro, puede que esté lleno de riquezas y una que otra cosa llenísima de polvo que ya no sea útil en esta vida o en esta época. Y por ultimo y no menos importante, cuidarlo con mucho amor, porque es EL NUESTRO, nadie tiene otro igual y aunque algunos tengan más cantos rodados que diamantes y sus monedas sean más de cobre que de oro, para cada uno es único y  el más valioso.

Y cuando llegue el día en que ya no tengas más días, cuando “la muerte venga a visitarnos”  podemos dejarlo a nuestros semejantes, a nuestros descendientes, a nuestra comunidad como un legado de amor y paz. Como nuestra herencia de sabiduría, trabajo, esfuerzo, amor, VIDA.

Siguiente: El regalo más hermoso que has recibido
Anterior: Cómo sanar la relación con el Padre / Transgeneracional