El niño invisible

Publicado el 18 May 2013

Hoy encontré entre mis memorias este escrito, que me recordó la vida de muchos niñas y niñas que han vivido invisibilidados en su familia.

Una buena historia  para reflexionar y trabajar con nuestro niño interior.

La autonomía

La familia tomó asiento en el restaurante para cenar. Llegó la camarera, tomó nota de lo que deseaban los adultos y luego se dirigió al muchacho de siete años:

"qué vas a tomar ?", le preguntó.

El muchacho miró con timidez en torno a la mesa y dijo: "me gustaría tomar un perrito caliente".

Antes de que la camarera tuviera tiempo de escribirlo, intervino la madre: "Nada de perritos calientes! Tráigale un filete con puré de papas y zanahorias!".

La camarera hizo como que no la había oído. "Cómo quieres el perrito caliente: con ketchup o con mostaza ?", le preguntó al muchacho.

"Con ketchup".

"Vuelvo en un minuto", dijo la camarera dirigiéndose a la cocina.

Cuando la camarera se hubo retirado, hubo unos instantes de silencio producido por el asombro. Al fin, el muchacho miró a todos los presentes y exclamó: "que les parece ?

Piensa que soy real!"

Siguiente: Feliz día del maestro
Anterior: Análisis DAFO para la vida