¿Cómo volverse a prueba de cambios?

Publicado el 07 Aug 2020

Hoy me levante pensando en los sueños y deseos que me había planteado para este año, mi dream board  y todo lo que dibuje para el 2020.

Ops! Estamos en agosto y la nueva situación nos ha cambiado la vida, a algunos más radicalmente que otros.

Ha sido tiempo de sacudida interna y externa, y  quizá estés en uno de esos momentos que miras atrás y dices: “madre mía, no sé ni como lo hice, pero he sobrevido”.

En este tiempo seguro que:

- Has  tomando grandes decisiones, tan grandes que quizá han cambiado el rumbo de TODA tu vida
- Mas de una vez dijiste “esto es una loca”, “que desmadre, “NO puedo más”. Y aún así, con la locura en la cabeza, te lavaste las lágrimas y seguiste.
- Descubriste lo que significa dar prioridad  a tus necesidades interiores (a qué y a quién dedicas tu tiempo, espacio, vida)
- Has hecho limpieza física y emocional. Incluso puede que hayas descubierto que aquello que parecía MUY importante para ti dejo de serlo, y entonces te replanteaste qué es lo esencial.
- Te has adaptado, flexibilizado e incluso te has vuelto camaleónica. Ya hasta pareces bambú (fuerte, flexible y hermosa)

- Te has permitido llorar, expresar, decir aquello que estuvo en silencio mucho tiempo.

- Has sacado dones interiores, rescatado recetas, tradiciones que creías perdidos y has encontrado en ellos una nueva forma.

Podría seguir con la lista, pero créeme, si has llegado hasta aquí y alguna de estas frases te resuena.

FELICIDADES

Siéntete orgullosa por el camino recorrido,  lo fuerte, valiente, berraca que has sido.

Para un segundo

Y FELICITATE Y ALEGRATE

Da gracias a tu ser por haberte permitido  transitar este camino, un trayecto diferente al que deseabas, al dibujado en un inicio. Tú pensabas viajar por la autopista y te toco en bus “flota” por comarcal o la carretera destapada.

Nota: Berraco/a es un coloquial colombiano para definir alguien que lucha, se cae, se levanta, es resiliente, etc.

Así que HOY

Felicítate y honra a la persona que eres y que te ha traído hasta aquí

Siguiente: ¿Por qué nos cuesta dirfutar?
Anterior: ¿Qué pasaría si abandonáramos a la primera porque no nos salió bien?